martes, 27 de junio de 2017

UNA SEMANA DEDICADA A LA EUCARISTIA

Bajo el lema  “Creo, adoro, espero y os amo”, propiciado por el centenario de las apariciones de la Virgen en Fátima, hemos celebrado un año mas (este es el quinto) la “Semana Eucarística”, como prolongación de la solemnidad del Corpus Christi y preparación de la “Octava”, fiesta de carácter parroquial en la que nuestra feligresía rinde tributo de amor al Santísimo Sacramento del Altar.

Los actos de la semana transcurrieron según estaba previsto en el programa editado para la ocasión. La adoración del Santísimo cada día, junto a la celebración de la Santa Misa, fue momento propicio de oración, reparación y alabanza, y también de formación, pues cada tarde, mediante la homilía, nuestro párroco nos fue exponiendo diversos aspectos de la Eucaristía: Sacramento-Sacrificio, Sacramento-Comunión y Sacramento-Presencia permanente.

Pudimos también participar en otros actos que llenaron la semana de contenido:

El martes día 20, en una emotiva ceremonia una vez finalizada la Santa Misa, Don Juan Manuel bendijo e impuso los distintivos a los voluntarios de lo que aquí llamamos “Puertas Abiertas”, un numeroso grupo de personas fieles y entregadas, que hacen posible que nuestra iglesia parroquial esté abierta toda la mañana, permitiendo que todo el que quiera pueda entrar en ella. El testimonio de Mª José, sobre lo que ha supuesto para ella este voluntariado nos emocionó a todos. Tras el acto, en una breve asamblea, se trataron algunos asuntos de interés referentes a “Puertas Abiertas”, y acabamos compartiendo un refresco.






El miércoles 21 fue “Noche de Cine”, en el patio del “Centro Municipal de Asociaciones” (el antiguo asilo, casi pared por medio con la parroquia), amablemente cedido por el Ilmo. Ayuntamiento; proyectamos el filme de reciente estreno “Fátima, el último misterio”. La velada fue agradabilísima por gozar del aire libre en la noche, tras una jornada de intenso calor, y por el interés de la película-documental, que es una verdadera e interesante historia de la influencia de la Virgen en la historia del mundo actual.

Nuestro agradecimiento a Carlos Portero, que posibilitó la infraestructura para la impecable proyección,  y a Juan Francisco Dávila, concejal, que nos facilito  todo lo necesario.




El Jueves 22 nos trajo el encuentro con la Hna. Teresa, de las Misioneras Eucaristicas de Nazaret, que con entusiasmo y conocimiento nos habló de la querida y entrañable figura de San Manuel González, el conocido como “obispo de los sagrarios abandonados”, fundador de la “UNER” (Unión Eucarística Reparadora) que engloba varias asociaciones de carácter eucarístico, la mas conocida seguramente la de “las marias de los sagrarios”. El fin de este encuentro ha sido poner la “primera piedra” para una posible fundación en nuestra parroquia.

Para la hna. Teresa Rodriguez Narganes, y la hna. Mª Verónica Vazquez López que le acompañó nuestras mas sentidas gracias, así como para Don Jesús, sacerdote de Cáceres que se brindó amablemente para acércales desde aquella capital en la que residen hasta Don Benito.




Los actos de la semana culminaron el sábado 24 de junio con un concierto extraordinario de la “Coral Santa María del Consuelo” que, como siempre, bordó su actuación bajo la experta batuta de su director Don Manuel Martos Ceacero. La finura y alta mística de los versos eucarísticos de Rosario Pinto Martín-Mora, elevaron el acto a una categoría digna del acontecimiento que íbamos a celebrar el día siguiente y que os narraremos en posterior entrada.


Un rato de tertulia y convivencia en la terraza de la vecina cafetería, sirvió como “final de curso” de este colectivo, que pone paréntesis en los meses de verano para retomar su actividad en septiembre.





sábado, 24 de junio de 2017

DIA DEL SEÑOR

25 Junio
XII DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO


Para profundizar en la liturgia:

Este domingo por la tarde, después de la misa de las 20.30 h. celebraremos la procesión de la "Octava del Corpus". 

Es una hermosa fiesta eucarística parroquial en la que os invitamos a participar a todos, dando así testimonio de nuestra fe.